SOBRE MIS INICIOS

Juan Carlos Cubas Monge, sigue siendo en la actualidad una de las figura mas emblemática del Perú taurino, es sin lugar a dudas un torero excepcional, por su toreo fundamental y hondo. Nacido un 09 de Julio de 1986 en la ciudad peruana de Huancayo, en pleno centro peruano, desde muy niño sintió esa inevitable atracción por la sublime Fiesta Brava, toda vez que siempre anduvo de la mano de su padre don Josè Luis Cubas (otro matador de toros) en cada plaza donde este se presentaba, a la par con esas angustias que esta dura y bella profesión ejercían en el corazón de su madre doña Rosa Nèrida Monge. Juan Carlos supo salir airoso de las difíciles pruebas que le ponía su padre para que desistiera de su afán de ser torero (sabedor que a veces este mundo tiene sinsabores), pues le soltaba reses rejugadas o descastadas con embestidas descompuestas para que tal vez alguna que otra voltereta lo pudiera desanimar, sin embargo estas no fueron obstáculo para salir triunfador, por lo que su padre viendo en èl esas cualidades innatas, su valentía y sus nulos deseos de desistir, le transmitió toda su experiencia y finas maneras con los trastos de torear, para hacer de él un buen torero . Su primer triunfo importante lo obtuvo el año 2001 en el concurso realizado en la plaza de toros Torokuna, en el festival de “Buscando a la figura del toreo peruano”, posteriormente hace campaña en España y el 16 de febrero del 2003 debuta en su primera corrida con picadores en Onda (Castellòn) desorejando a sus dos toros saliendo por la puerta grande. El 1ro de Marzo de ese mismo año cosecho grandes elogios en el VI encuentro mundial de novilleros en Illumbe, tal es asì que el periodista francés Marc Lavie de mundotoro.com destacò que cubas toreo esa tarde despacio, con temple y donosura a un novillo de La Plata, igualmente Alfredo Casas de 6 toros 6 se refirió a esta faena como “torerìa peruana”, convirtiéndose desde ese momento en la ilusión del toreo peruano.

ALTERNATIVA Y TRAYECTORIA

La tarde de su alternativa, un 28 de Noviembre del 2004, al lado de Finito de Córdoba y Javier Conde con toros de El Paraíso , quedò grabada en la memoria colectiva de los que estuvimos allì presentes, donde Juan Carlos haciendo gala de todo su arte sometió a sus dos astados que le tocaron en suerte, en dos faenas electrizantes, fue la gracia del manejo del capote concomitante a su gran alarde de valor, asi como el derroche de esa hondura y pasión que todo buen torero debe tener con la muleta, características aquellas que permitieron la consecución de su pasodoble . Sus padres cuentan que un dìa Juan Carlos les expreso su férrea decisión de convertirse en torero y partió a recorrer el llamado “Planeta de los toros”,surcando mares y cruzando cielos, dejando a su familia en su hontanar nativo, quedando atrás el suelo que lo vio crecer y torear, teniendo en su mente una sola gran idea prefijada, la sed de “triunfar”. Siendo muchas las puertas grandes que abrió en los cosos de México, España, Ecuador, Colombia y el mismo Perú. Lo dejo todo por esta hermosa ilusión, por esas tardes de gloria por esas vueltas triunfales. Nunca antes el Perú tuvo a un torero tan importante que naciera en el mismo centro del país y menos aún que los aficionados de todas partes coincidieran en opinar que Juan Carlos Cubas representa la esperanza nacional en el orbe taurino. La sola presencia de Cubas en los carteles feriales del Perú es sinónimo de una tarde en las Plazas llenas de toreria, entrega, valentía . Por todo ello dignifica y enaltece al torero peruano, y resume ese sentimiento y orgullo que como compatriotas tenemos por él.

 

Biografía de Juan Carlos Cubas por el Dr. Moisés Tacuri García

X